Pirate Cooking

Rudolf es un austriaco enamorado de la cocina. Cursó estudios de turismo en la escuela KTS – Villach (Austria) que le proporcionaron los primeros conocimientos para trabajar en restaurantes y hoteles de la región.

Durante su aprendizaje, la gastronomía mediterránea estuvo muy arraigada en la alta cocina austriaca, lo que hizo que adoptara este concepto en su forma de “elaborar la comida”. La posibilidad de adquirir experiencia en cocinas premiadas por la guía Michelin y Gault Millaux, así como también, en fogones tradicionales y populares, hizo que, en 2011, diera el salto a Barcelona, ​​donde reside actualmente.

Una nueva corriente se estaba cociendo en la ciudad: el “chef a domicilio”. Esto despertó su alter ego The Pirate Cooking, marca, bajo la cual, dinamizaba un blog donde exponía sus creaciones y experiencias.

En sus inicios, comenzó a colaborar con dos empresas prestando sus servicios como cocinero y, gracias a ello, adquirió reputación de marca. En abril de 2015, dio su salto individual.

Los servicios de este restaurador incluyen la elección del menú con el cliente, la compra de productos por parte del chef (de tipo natural, de temporada, ecológicos y orgánicos y de primera calidad), el desplazamiento a casa del cliente, la organización del espacio y la gestión de cocinar, la decoración y el servicio de presentación de los platos a los invitados. Y un valor añadido más: la limpieza y recogida de la cocina. Una experiencia única que puede vivirse en casa sin desplazarse a ningún restaurante

El tiempo ha enseñado a Rudolf que los ingredientes más importantes para la preparación de un plato son dos cosas: tiempo y amor. En cada una de sus creaciones añade estos componentes básicos para hacer una experiencia culinaria única e inolvidable

 

www.piratecooking.com